La Osteoporosis

Esta enfermedad esquelética es en la que se observa una continua disminución en la densidad de la masa ósea. Los huesos se vuelven porosos y aumenta la cantidad, el tamaño de las celdillas o cavidades que allí se encuentran, son más frágiles y no tienen la misma resistencia a los golpes, por lo que suelen romperse de forma sencilla.

En el interior del hueso se producente a lo largo de toda la vida, cambios metabólicos en cantidades, esto alterna las fases de destrucción y formación en el hueso.

Estas fases se encuentran reguladas por diferentes hormonas, la actividad física, los hábitos dañinos, la dieta, entre otros factores.

En normalidad de condiciones, un ser humano alcanza entre los treinta y treintaicinco (30 y 35) años la máxima cantidad de masa ósea. Luego de estas edades, comienza la perdida natural.

Es más común que en las mujeres se presente esa enfermedad, algunos de los motivos es porque su máxima cantidad de masa ósea es inferior a la del varón y a raíz de la menopausia se acelera esta perdida.

Causas

El alcoholismo, los fármacos, los tratamientos hormonales utilizados para el cáncer de mama y de próstata, las enfermedades inflamatorias reumáticas y la insuficiencia renal son causas de esta enfermedad.

Es denominada como la epidemia silenciosa, porque realmente no contiene síntomas hasta que la pérdida del hueso ha llegado a tal punto que se puede producir una fractura.

Las más comunes son las de las vértebras, la cadera y las muñecas. La fractura de cadera es posiblemente la más grave, ya que requiere una intervención quirúrgica.

Tiene una prevalencia importante, ya que esta afección impacta principalmente a mujeres luego de la menopausia, de igual manera puede aparecer antes y afectar a los hombres, adolescentes e incluso a niños.

En España entre dos millones de mujeres tienen esta epidemia, con un porcentaje de prevalencia en la población postmenopáusica del 25%, o sea una, de cada cuatro mujeres.

En la actualidad los reumatólogos tienen varias herramientas para realizar un diagnóstico precoz y así dar el tratamiento, ya sea para prevenir la pérdida del hueso o para combatir la osteoporosis.

Osteoporosis